En 1995, durante la peregrinación a Maria de la Blanca Armada en Ucrania, La Virgen de Fátima llegó también a Zaporoze (Запоріҗжя), acogida por don Juan Sobilo, polaco, primer sacerdote católico obrante en esa ciudad. De ese encuentro nació la primera iglesia al mundo dedicada a Dios Padre.

 

 


Reconstruyamos el iteré de este otro gran milagro de Maria, contando con la relación hecha por don Sobilo a Su Santidad Juan Pablo II, al cual, el proyecto le era muy querido:


 "(.) La visita de la Virgen de Fátima a Zaporoze fue por todos nosotros y en particular para mi una gran luz y una gran demostración de fe en aquellos difíciles momentos; había obtenido de las autoridades políticas una autorización para construir una iglesia, mas estaba totalmente imposibilitado en conseguir el dinero necesario.

Padre Andrea D’Ascanio, que guiaba la peregrinación, llegó con la Virgen de Fátima a bendecir el lugar y “sembró” una medalla bendecida de Dios Padre; me sugirió de dedicar la iglesia al Padre y de hacerlo un lugar de culto ecuménico donde acoger también los hermanos ortodoxos y protestantes.

El Santo Padre, en un encuentro privado, estuvo de acuerdo en el dedicar la iglesia a Dios Padre de la Misericordia, bendijo el proyecto y me ofreció la primera piedra. Encargó a su secretario particular, Mons.Morzycki de escribir la siguiente declaraciòn:

Ciudad del Vaticano 24. 02. 98
El Santo Padre bendice la decisión de construir una iglesia en honor de Dios Padre Eterno en Zaporoze, e imparte Su bendición a todos aquellos que se empeñan en esta obra.
Cordiales saludos
El Secretario de S. Santidad
don Mieczyslaw Morzycki…”

Inmediatamente después del encuentro con el Papa, don Sobilo vino a vernos en nuestra casa en la calle de Santa Apollonia en L’Aquila, nos entregó el proyecto con la bendición del Papa y, con una gran sonrisa, nos dijo: “Yo hice lo que me correspondía, ahora lo que resta es trabajo de la Blanca Armada, en conseguir lo prometido”.

 

Los deseos del Papa son órdenes, entregamos los primeros millones que acumulamos para iniciar los trabajos de la cimentación. Solicitamos el consentimiento escrito a sus Superiores para abrir una cuenta en un banco internacional en el cual hacer llegar las ofrendas, y a esa cuenta solo podía acceder el y su Obispo. Nos hizo llegar lo solicitado en tiempos breves:

Kamieniec Podilski, 19 abril 1998
Damos oficialmente la autoridad a la asociación Blanca Armada con domicilio en L’Aquila / Italia de abrir una cuenta bancaria internacional con el fin de recoger ofertas para la construcción de la iglesia dedicada a “Dios Padre Misericordioso” en Zaporoze, Ucrania.
El Obispo de Kamieniec-Podilski
+ Jan Olszanski

Ucrain-Zaporishia-Camenecensis, 28 mayo 1998.
Querido Padre, P. Andrea D’Ascanio
Deseo agradecerle por todo lo que hizo en favor nuestro. Ya empezamos en Zaporoze (mas de un millón de habitantes - Ucraina del Este) la iglesia de Dios Padre Misericordioso y deseamos edificar el templo con la ayuda de los bienehechores.Gracias a vs. ayuda respecto a este proyecto y por unirse con nosotros en las oraciones. Quisiera pedirle que Ud. sea mi nombre y también por parte del Comité de laFundación “procurador especial” en el llamado de la bondad y generosidad de los buenos hombres en Italia.
Atentamente y mis mejores saludos.
Obispo Auxiliar
+ Stanislao Padewski

Así termina la relación de don Juan Sobilo:
"Gracias sobretodo a las ayudas económicas enviadas por la Blanca Armada la primera iglesia dedicada a Dios Padre es ahora una realidad. A su inauguración el 7 de agosto de 2004, estuvieron presentes en la celebración católicos, grecos católicos y ortodoxos, y hoy es meta de muchas peregrinaciones de muchas partes de Ucrania. Los ortodoxos, por nuestra invitación, utilizaron nuestra iglesia para celebrar la fiesta solemne de Navidad y Pascua con la presencia del gran icono de Dios Padre, también esto fue realizado por la Armada Blanca".

La iglesia de Dios Padre ahora es con catedral de las dos diócesis de Charcov-Zaporishia y meta de peregrinaciones desde Polonia y de Ucrania.


Don Juan, promovido Vicario general de la diócesis, nos invitó a organizar una peregrinación también desde Italia y de otras partes del mundo Ojala…