El sacramento de la Confesión.
El mal, el verdadero mal del mundo es el pecado, que ha quitado a Dios del corazón del hombre y ha condenado a éste a la muerte, quiere decir, a la pérdida de la vida divina - la Gracia - y a la progresiva decadencia espiritual y física. El Padre del Cielo nos ha amado mas allá del pecado...