Padre Pio da Pietrelcina e Padre Andrea D’Ascanio - San Giovanni Rotondo 1964 Nació por voluntad de dos santos, “gemelos” de espíritu, San Pío de Pietrelcina de los frailes menores de San Francisco de Asís, “imagen impresa” de Jesús crucificado, quien aunadamente a los nidos de oración de adultos solicita con insistencia la formación de nidos de oración de ninos; y el siervo de Dios Padre Pío Dellepiane, de los frailes menores de San Francisco de Paula, imagen viva de la humildad de María y de quien está en curso el proceso de beatificación.

San Pío de Pietrelcina recibió visiblemente los estigmas un ano después de las apariciones de Fátima y vivió a fondo su mensaje en el ininterrumpido rezo del rosario y en un total ofrecimiento al Padre en un “si” siempre nuevo: «Pido vivir muriendo, para que de la muerte nazca la vida que no muere y la muerte ayude a la vida a resucitar a los muertos».
Había entendido a fondo la importancia de los ninos en esta lucha de espíritu que él combatía en primera persona. «Los ninos salvarán el mundo» repetiría más veces, pero moriría antes de ver realizada su petición.

Padre Pío Dellepiane acogió la petición de San Pío de Pietrelcina, pero no pudiéndola realizar debido a sus precarias condiciones de salud confió esa misión al Padre Andrea D’Ascanio, capuchino, hijo espiritual de San Pío de Pietrelcina: «Es urgente, le dice, y demasiado tarde».

Desde ese momento Padre Pío Dellepiane se hace el Padre espiritual de Padre Andrea y por varios anos sostuvo los primeros pasos de Armada Blanca con sus innumerables humillaciones, «la Armada Blanca, dijo, emergerá como un mar e inundará el mundo» y quiso que se iniciara con la publicación de “Los nidos de Oración de Armada Blanca”: «20,000 ejemplares para comenzar», y en un segundo momento agregó: «Para que pueda realizarse el Triunfo del Corazón Inmaculado de María es necesario consagrar al Padre, en María, cinco millones de ninos».

Padre Andrea hizo suyas las dos peticiones de éstos sus dos santos Padres espirituales y el 11 de febrero de 1973 en Taranto (Italia) en una misión de ciudad en honor de Padre Pio de Pietrelcina organizada por la Doctora María Teresa d’Abenante, encargada de los grupos de oración de Padre Pío en esa localidad se conformó el primer nido de oración de ninos.

Padre Pio Dellepiane e Padre Andrea D’Ascanio - Fatima 1972
Padre Pío Dellepiane en Julio de 1974 quiso llevar con el a Padre Andrea a Fátima y quiso que celebrara una Misa en la tumba de Francisco Marto y una en la de Jacinta: la Armada Blanca nació de esta forma oficialmente sobre los restos mortales de estos dos beatos.


Beata Jacinta MartoBeato Francisco Marto