El 28 de diciembre de 1991, dia de los Santos Inocentes, en el cementerio la ciudad de L’Aquila en un lugar otorgado por el Ayuntamiento, fue inaugurado un monumento a “Maria Madre de los ninos no nacidos” para el sepelio de los ninos abortados.

La escrita colocada en la estatua (una mujer sin cara que tiene en sus brazos ninos sin cara, obra de la escultora Magda Matteucci) dice: “A los 50 millones de ninos que cada anos son asesinados en el mundo por el aborto”. Hoy este escrito tendría que ser corregido por lo meno “A los 70 millones...".

La iniciativa suscitó una gran admiración que no fue estimada por los promotores que solo querían dar una digna sepultura a estos pequenos que nunca tuvieron a nadie que se preocupara de darle una colocación digna después de la muerte. Es de conocimiento que los llamados “desechos abortivos”, después de la ejecución, sean tirados a los rellenos sanitarios o a los drenajes, o incinerados ó congelados para ser utilizados en las casa de cosméticos para cremas de belleza.

 

 

 

 

A la izq.: el Arzobispo de L’Aquila, Mons. Mario Peressin bendice la estatua - 28 dic 1991.

A bajo.
A la izq., la intervención del Presidente Municipal de L’Aquila, Enzo Lombardi.
A la derecha la intervención del Honorable Sr. Carlo Casini.